viernes, 10 de julio de 2015

22 consejos de escritura de Stephen King

Writing



El famoso autor Stephen King escribe historias que cautivan a millones de personas en todo el mundo y gana unos 17 millones de dólares al año.
En su autobiografía “Mientras escribo”, King comparte valiosa información sobre cómo ser un mejor escritor. Y no endulza la realidad. Escribe: “no puedo mentir y decir que no hay malos escritores. Lo siento, pero hay un montón de malos escritores”. En Beperk queremos ayudarte a mejorar y a convertirte en un escritor tan bueno como el propio Stephen. Para ello te traemos 22 estupendos consejos de su libro. ¿A qué esperas para seguir leyendo y ponerlos en práctica?

1. Deja de ver la televisión. En vez de eso, lee todo lo que puedas.
Si acabas de empezar como escritor, el televisor es lo primero que debes olvidar. Es “veneno para la creatividad”, dice Stephen. Los escritores tienen que sumergirse en su interior, en su vida imaginaria.
Para hacerlo, deben leer todo lo que puedan. King siempre lleva un libro con él a todas partes e incluso lee durante las comidas. “Si quieres ser escritor, debes hacer dos cosas por encima de todas las demás: leer mucho y escribir mucho,” dice. Lee cosas muy variadas y trabaja constantemente para refinar y redefinir tu propio trabajo según lo vayas haciendo.

2. Prepárate para los fracasos y para recibir más críticas de las que crees que puedes soportar.
King compara escribir ficción con cruzar el Océano Atlántico en una bañera, ya que en ambos casos “hay un montón de ocasiones para dudar de uno mismo”. No sólo tú vas a dudar de ti mismo, sino que también otras personas van a dudar de ti. “Si escribes (pintas,  bailas,  cantas o esculpes supongo), siempre habrá alguien que intentará hacer que te sientas un incompetente, eso es todo”, escribe King.
A menudo, tienes que seguir escribiendo aun cuando no te apetezca. “Dejar un pasaje de la obra a medias simplemente porque sea muy difícil, ya sea de forma emocional o imaginativa, es una mala idea”, escribe. Y cuando fracases, King te aconseja seguir pensando en positivo.

“El optimismo es una respuesta perfectamente legítima ante el fracaso”.
3. No pierdas tiempo tratando de agradar a la gente.
Según King, la grosería debería ser la menor de tus preocupaciones. “De todas formas, si tienes la intención de escribir de la manera más auténtica posible, tus días como miembro de la sociedad correcta están contados” escribe. King solía avergonzarse de lo que escribía, especialmente después de recibir cartas que le acusaban de ser intolerante, homofóbo, asesino, e incluso un psicópata.
A los 40, se dio cuenta de que  todo buen escritor ha sido acusado de derrochar su talento. King lo aceptó indudablemente. Escribe, “Si me rechazan, sólo puedo encogerme de hombros”. No siempre puedes complacer a todos tus lectores, así que King te aconseja que dejes de preocuparte por ello.

4. Escribe sobre todo para ti mismo.
Debes escribir porque te provoca felicidad y satisfacción. Como dice King: “Lo he hecho por puro placer. Y, si lo puedes hacer por placer, podrás seguir haciéndolo siempre”.
El escritor Kurt Vonnegut ofrece una visión similar: “Encuentra un tema que te importe y que sientas en tu corazón que a otros le debería importar”, dice. “Es esa preocupación genuina, no los juegos con el lenguaje, lo que hará más atractivo y seductor tu estilo”.

5. Aborda las cosas más difíciles de escribir.
“Las cosas más importantes son las cosas más difíciles de decir”, escribe King. “Son cosas que te avergüenzan porque las palabras no son suficientes para expresar tus sentimientos.” La mayoría de las grandes obras de la literatura están precedidas por horas de reflexión. Según King, “la escritura es pensamiento refinado”.
Cuando abordes cuestiones difíciles, asegúrate de llegar a lo más profundo. King dice: “Las historias son hallazgos, como los fósiles en la tierra… Las historias son reliquias, parte de un mundo desconocido y pre-existente”. Los autores deben ser como los arqueólogos, tienen que intentar averiguar lo máximo que puedan de la historia.

6. Al escribir, desconecta del resto del mundo.
Escribir debe ser una actividad íntima. Pon el escritorio en la esquina de la habitación y elimina todas las posibles distracciones, desde los teléfonos hasta las ventanas abiertas. King aconseja lo siguiente: “escribe con la puerta cerrada; reescribe con la puerta abierta”.
Debes mantener total confidencialidad entre tu trabajo y tú. Escribir un primer borrador es ” el tipo de cosa que me siento libre de hacer con la puerta cerrada, es la historia desnuda, de pie con nada más que los calcetines y la ropa interior”.

7. No seas pretencioso.
“Una de las cosas realmente erróneas que puedes hacer es disfrazar el vocabulario, buscar palabras largas porque quizás te avergüenzas de las cortas”, dice King. King compara este error con disfrazar a los animales domésticos con ropa de gala, tanto el animal como el propietario se sentirán avergonzados, porque es totalmente excesivo.
Como el carismático empresario David Ogilvy escribe en una nota a sus empleados: “Nunca utilicéis palabras de jerga como reconceptualizar, desmasificación, actitudinalmente, reconsideradamente. Son rasgos distintivos de un asno pretencioso”. Tampoco utilices símbolos a menos que sea necesario. “El simbolismo existe para adornar y enriquecer, no para crear una falsa sensación de profundidad”, escribe King.

8. Evita los adverbios y los párrafos demasiado largos.
Como King destaca en varias ocasiones en su autobiografía, “el adverbio no es tu amigo”. De hecho, cree que “el camino al infierno está pavimentado con adverbios” y los compara con los dientes de león que arruinan tu césped. Los adverbios son peores después de “él dijo” y “ella dijo”, es mejor dejar este tipo de frases sin adornos.
También tienes que prestar atención a tus párrafos, para que fluyan con los giros y el ritmo de la historia. “Cómo son los párrafos es casi siempre tan importante como lo que dicen”, dice King.

9. No te enredes demasiado en la gramática.
Según King, la escritura trata principalmente seducción, no precisión. “El lenguaje no siempre tiene que llevar corbata y zapatos con cordones”, escribe King. “El objeto de la ficción no es la corrección gramatical, sino el hacer que el lector se sienta a gusto y, a continuación, contar una historia”. Debes esforzarte para hacer olvidar al lector que él o ella están leyendo una historia.
10. Domina el arte de la descripción.
“La descripción comienza en la imaginación del escritor, pero debe terminar en la del lector,” escribe King. Lo importante no es escribir lo suficiente, sino limitar la cantidad de cosas que dices. Visualiza lo que quieres que tu lector experimente, y, a continuación, reproduce lo que ves en tu mente sobre la página. Necesitas describir las cosas “de una manera que el lector sienta un cosquilleo al reconocerlas”, dice.
La clave de una buena descripción es la claridad, tanto en la observación como en la escritura. Utiliza imágenes vivas y un vocabulario sencillo para evitar cansar al lector. Según King:

“En muchos casos cuando un lector deja una historia porque es “aburrida”, dicho aburrimiento se debió a que el escritor confió demasiado en su capacidad de descripción y perdió de vista su prioridad, que consiste en mantener la pelota en movimiento”.
11. No des demasiada información de fondo.
“Lo que necesitas recordar es que hay una diferencia entre dar conferencias sobre lo que sabes y utilizarlo para enriquecer la historia”, escribe King. “Lo último es bueno. La primero no”. Asegúrate de incluir solo los detalles que hagan avanzar la historia y que persuadan al lector a seguir leyendo.
Si necesitas llevar a cabo tareas de investigación, asegúrate de no eclipsar la historia. La investigación procede “en la medida en la que pueda encajar en el fondo y la historia subyacente”, dice King. Puede que te emociones con lo que estás aprendiendo, pero para tus lectores va a ser más importante los personajes y su historia.
12. Cuenta historias sobre lo que hacen en realidad las personas.
“La mala literatura es algo más que una cuestión de pésima sintaxis y una mala observación; la mala literatura generalmente surge de una obstinada negativa a contar historias sobre lo que hacen en realidad las personas, afrontemos el hecho, digamos que los asesinos a veces ayudan a ancianas a cruzar la calle”, escribe King. La gente de tus historias es lo que más importa a los lectores, por lo que debes asegurarte de conocer todas las dimensiones que puedan tener los personajes.
13. Asume riesgos; no vayas a lo seguro.
En primer lugar, deja de usar la voz pasiva. Es el mayor  indicativo del miedo. “Estoy convencido de que el miedo es la causa de la mayor parte de la mala literatura”, dice King. Los escritores deben echar los hombros hacia atrás, levantar el mentón y dejar que la escritura mande.
“Prueba cualquier maldita cosa te guste, no importa lo aburridamente normal o extravagante que sea. Si funciona, bien. Si no, tíralo”, dice King.

14. Date cuenta de que no necesitas drogas para ser un buen escritor.
“La idea de que el esfuerzo creativo y las sustancias que alteran el estado mental están interconectadas es uno de los grandes mitos intelectuales-pop de nuestro tiempo”, dice King. A sus ojos, los escritores que abusan de sustancias son sólo drogadictos. “Todas las afirmaciones de que las drogas y el alcohol son necesarios para embotar una mayor sensibilidad son sólo la misma mierda habitual”.
15. No intentes robar la voz de otra persona.
Como dice King: “no puedes apuntar a un libro como si fuera un misil de crucero”. En el momento en que tratas de imitar el estilo de otro escritor por cualquier razón que no sea práctica, no producirás otra cosa sino “pobres imitaciones”. Esto es porque nunca se puede tratar de reproducir la manera en la que una persona siente y experimenta la verdad, especialmente no por medio de un vistazo superficial del léxico y la trama.
16. Entiende que la escritura es una forma de telepatía.
“Todas las artes dependen de la telepatía en cierta medida, pero creo que la escritura es su más pura destilación”, dice King. Un elemento importante de la escritura es la transferencia. Tu trabajo no consiste en escribir palabras en una página, sino en transferir las ideas de tu cabeza a las de tus lectores.
“Las palabras son el medio a través del cual ocurre la transferencia “, dice King. En sus consejos de escritura, Vonnegut también dice: “usa el tiempo de un completo extraño, de manera que él o ella no sienta que lo ha malgastado.”

17. Tómatelo en serio.
“Puedes enfocar el acto de escribir con nerviosismo, emoción, ilusión o desesperación”, dice King. “Escribe de cualquiera de esas maneras, pero con alegría”. Si no te lo tomas en serio, sugiere que cierres el libro y hagas otra cosa.
Como la escritora Susan Sontag dice: “La historia tiene que tocar mi fibra sensible. Mi corazón debería empezar a latir cuando escuche en mi cabeza la primera línea. Empiezo a temblar con el riesgo”.

18. Escribe todos  los días.
“Una vez que comienzas a trabajar en un proyecto, no pares, y no reduzcas la velocidad a menos que sea absolutamente necesario”, dice King. “Si no puedo escribir todos los días, los personajes empiezan a enranciarse en mi mente… Empiezo a perder el contacto con la historia, la trama y el ritmo”.
Si dejas de escribir regularmente, la emoción por tu idea puede comenzar a desvanecerse. El momento en el que trabajar empieza a parecerte trabajo, es descrito por King como “el beso de la muerte”. Su mejor consejo es simplemente poner las palabras “de una en una”.

19. Termina tu primer borrador en tres meses.                                                                                                                                                                  A King le gusta escribir 10 páginas al día. En tres meses, eso equivale a unas 180.000 palabras. “El primer borrador de un libro, aunque se trate de uno largo, no debe llevarte más de tres meses, lo que dura una estación”, afirma. Si tardas demasiado, King cree que la historia comienza a tomar un “extraño toque ajeno”.
20. Cuando hayas terminado de escribir, da un gran paso atrás.
King propone seis semanas de “tiempo de recuperación” después de haber terminado de escribir, así puedes tener la mente clara para detectar cualquier fallo en la trama o desarrollo de los personajes. Afirma que la percepción original del escritor sobre un personaje puede ser tan equivocada como la del lector.
King compara el proceso de revisión del escrito con la naturaleza. “Cuando escribes un libro, pasas día tras día buscando e identificando árboles”, escribe. “Una vez terminado, tienes que volver atrás y mirar el bosque”. Cuando localizas tus errores, dice que “se te prohíbe deprimirte por ellos o culparte. Incluso los mejores escritores la fastidian”.

21. Ten las agallas para cortar.
Cuando se trata de la revisión, a los escritores a menudo les cuesta quitar palabras que han pasado tanto tiempo escribiendo. Pero, como King aconseja, “Mata a tus amorcitos, mata a tus amorcitos, incluso cuando eso rompe tu pequeño corazón egocéntrico de escritorzuelo, mata a tus amorcitos”.
Aunque la revisión es una de las partes más difíciles de escribir, tienes que quitar las partes aburridas con el fin de hacer que la historia avance. Vonnegut sugiere que, “Si una frase, no importa lo excelente que te parezca, no ilumina tu tema de alguna manera nueva y útil, táchala”.

22. Sigue casado, sano y vive una buena vida.
King atribuye su éxito a dos cosas: su salud física y su matrimonio. “La combinación de un cuerpo saludable y una relación estable con una mujer autosuficiente que no acepta ninguna mierda mía o de nadie más ha hecho posible la continuidad de mi vida laboral”, escribe.
Es importante tener buen equilibrio en tu vida, de forma que la escritura no la ocupe toda. En sus 11 mandamientos de la escritura, el escritor y pintor Henry Miller advierte: “¡Sigue siendo humano! Queda con gente, ve a sitios y bebe, si te apetece”.

¿Qué te parecen estos consejos? Recuerda que puedes dejar tus comentarios y compartir el artículo con tus amigos en las distintas redes sociales. Si estás interesado en contratar a un buen escritor, puedes publicar tu necesidad en Beperk.com o navegar por el buscador de profesionales en escritura creativa.
Fuente de la imagen: nile 
Texto basado en el artículo 
Traducido por Jesús de Luis López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario