miércoles, 10 de junio de 2015

Querido hijo...

Nada llega sin esfuerzo y perseverancia. La suerte no existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario