miércoles, 6 de mayo de 2015

Querido hijo...

Ojalá y cometas muchos errores. De verdad que no me importará, si de ellos aprendes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario