viernes, 8 de mayo de 2015

No sé por qué, o sí, pensaba esta mañana que a lo largo del camino nos encontramos con personas que merece la pena conocer, pero también con personas que merecen el desprecio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario