miércoles, 13 de mayo de 2015

13.05.2015... Los condones de Juan Soler.

Comentaba estos días por aquí que en breve reflexionaría, y daría mi humilde opinión, sobre por qué pienso que debemos votar al Partido Popular y, también, sobre qué pienso de algunos de los candidatos que representan a mi partido  en esos municipios, o comunidad, que me interesan. Lo haré, pero no voy a hacerlo tampoco hoy. 

Lo que sí voy a hacer aquí es escribir algo sobre la 'impactante' e 'importante' campaña electoral que está haciendo mi partido en el municipio en el que vivo y votaré: Getafe.

Como ya comenté, esta campaña electoral la sigo desde la barrera, como un ciudadano más, pero como un militante activo que soy. Por otro lado, el haber vivido mil batallas políticas, haber pisado el barro y haber participado en varias campañas electorales -también en momentos críticos- hace que, desde dónde estoy, más dedicado al estudio y al análisis de la política local, pueda permitirme soltar alguna que otra opinión siempre con carácter meramente constructivo o, en algún caso, instructivo. 

Las opiniones siempre son admitidas y valoradas, aunque no se compartan, por el inteligente y, normalmente, criticadas por el incompetente. Una opinión no es más que eso, una opinión.

Leí en días pasados, el lunes, en el diario El Mundo la siguiente noticia: 'El candidato del PP de Getafe pide el voto con bolsitas que tienen su foto y un preservativo'.


Más allá del titular de la noticia, que de primeras impacta pero que, realmente, a estas alturas de la vida, resulta hasta gracioso, sí hay que decir que la campaña del Partido Popular de Getafe está siendo bastante potente e innovadora. Potente, innovadora y arriesgada; diría que buena. 

Potente, porque el potencial de de medios y recursos para llegar al máximo de población está siendo importante. Sin entrar a valorar el impacto que pueda resultar de cada acción.

Innovadora, porque alguna de las acciones rompen con lo tradicional en una campaña del Partido Popular.

Arriesgada, porque se está haciendo una campaña personalista. 

Mis únicos peros sólo pueden ser, por un lado, por la imagen de poca austeridad que se da frente a la que el partido, en general, trata de dar en esta campaña, tanto en otros municipios como en la Comunidad de Madrid. 

Y, por otro lado, algo tan simple como que si entras en la página web que aparece como de mi partido a nivel local, ppgetafe.es, no aparezcan ni nuestras propuestas ni el programa electoral, por no decir que la última noticia es de hace dos años. Algo que, por cierto, tampoco aparece en la página personal del candidato a alcalde por el Partido Popular, www.juansolerespiauba.com.

Es una campaña diseñada por una agencia profesional que sabe de ello, buscando pellizcar, visualizar lo positivo e, incluso, generar controversias o comentarios como la acción del reparto de los preservativos o condones
Sólo unos pocos profesionales saben y pueden conseguir algo así.

Juan Soler, que es el candidato del Partido Popular en Getafe y, además, forma parte de la lista de mi partido a la Comunidad de Madrid, está personalizando la campaña en él.

Esto, que sin duda es arriesgado, puede tener un efecto positivo pero, también,  muy negativo. 

Getafe es una gran ciudad con un centro urbano muy de Getafe y, diría, si lo definiésemos ideológicamente hablando, muy de centro. Las campañas electorales personalistas, sin arraigo ni historia, son muy complicadas e igual que pueden generar afectos,  pueden generar rechazo. Esto no quiere decir que no aplauda una campaña así. Se sale de lo normal, se sale de lo corriente y genera controversia y/o polémica. 

Acciones específicas como la de los condones, que es por lo que he decidido reflexionar, tienen un riesgo que, en política, a mi juicio, hay que asumir y más, si cabe, si lo realiza el representante de un partido de centro derecha como es el caso. 

No es la primera vez que una organización política reparte preservativos en una campaña electoral, sin ir más lejos se repartieron en las últimas (no por el Partido Popular); tampoco es la primera vez que se hace en el Partido Popular ya que desde NNGG, creo, se han hecho campañas de reparto de preservativos con el emblema de la organización juvenil. Pero en campaña electoral hay que medir el impacto de todo lo que se da o regala, porque no es equivalente un condón a un voto, ni un lapicero/boli/mechero clásico a un voto.

Recuerdo la cantidad de objetos que se han repartido en las campañas electorales. Recuerdo uno que hicimos en Getafe, algo innovador, que era una manopla de cocina con el logo del partido. Las colas en la sede electoral para recoger una de ellas eran impresionantes y a nadie podías decir que no pero, cada uno que se iba a su casa con la manopla para no quemarse sacando los platos del horno, no votaba al Partido Popular, luego votaba a quién le daba la gana votar.

Volviendo al hecho. En una campaña de promoción y venta de un producto puede ser rentable e incluso puede venir bien generar controversias: por ejemplo si la marca Confortex utiliza la imagen de Juan Soler para vender más preservativos y lo consigue, es arriesgado pero supondría un beneficio para la empresa.

Ahora, si Juan Soler como persona, utiliza la imagen de Confortex para que alguien vaya el domingo a recoger una papeleta y votarle a él, es arriesgado entre otras cosas porque el voto es a una lista cerrada que representa al Partido Popular de Getafe.

Lo curioso del caso es que los condones no son del Partido Popular, ni de Juan Soler candidato a la alcaldía de Getafe por el Partido Popular. Los condones son de Juan Soler.

Sinceramente, y poniéndole una nota de humor a esto,  me imagino a cualquier joven, o no tan joven, del sexo o inclinación sexual que sea, en ese momento que casi todos conocemos, entre místico y erótico, tan especial como artístico, sacando del bolsillo o el bolso el 'condón', mirando la etiqueta y perdiendo, en el instante, todo lo ganado. ¿A quién va a culpar de su fracaso más que al de la foto? 

Dejemos esto en una nota de humor más, en esta campaña que, de verdad, está siendo de lo más imaginativa y emocionante.

Creo que el 'A mí Sí' es muy peligroso. Los personalismos no son buenos ni en la vida 'personal' de cada uno. 

Nadie somos nada si no es por los que nos rodean, menos en proyectos que engloban objetivos comunes. Tendemos  al 'yoísmo' por naturaleza. Parece que hemos nacido nosotros solos en el mundo y, curiosamente, suelen ser los más 'yoístas' los que luego culpan de sus fracasos a los demás.



Por primera vez en el Sur, o en toda la Comunidad de Madrid, no se ve una campaña uniforme. Se siente más una campaña de medios y recursos; el que más tiene, más hace. No hay más que asomarse a municipios cercanos. 
A partir de ahí se podrá valorar en el resultado la incidencia o no de recursos o acciones en los días de Campaña.

Yo, desde mi humilde opinión, siempre he pensado que lo hecho hecho está. Por mucho dinero que gastes en campaña electoral, en gran medida es para tirarlo a la basura.

Getafe está fantástico, se ha conseguido una ciudad limpia, verde, bella y que no tiene que envidiar nada a otros municipios de otras zonas. En Getafe ha gobernado el Partido Popular y se ha notado, eso es lo que debe prevalecer y podemos sentirnos muy orgullosos de ello.


1 comentario:

  1. Ha conseguido con lo de los autobuses y los preservativos ser el candidato del PP más conocido después de Doña Espe y a la par o por encima de la Cifuentes. Pero lo de ocultar las siglas del PP es un gran pecado a no perdonar por muchos de nosotros. Coincido en que todavía no ha hecho un guiño al electorado más local y más del centro, pero parece estar en la certeza de que por ahí los de C's no van a siquiera intentarlo. Debemos entender así que del mismo modo que ha logrado gobernar estos cuatro años gracias al dejar hacer del "sector ganador" de IU, también para estos cuatro años próximos tiene ya mucho o casi todo con C's, IU y alguno del PSOE más que hablado.

    ResponderEliminar