lunes, 6 de abril de 2015

La felicidad casi siempre depende de nosotros. A veces renunciamos a ella con nuestro comportamiento como tantas veces no nos llega cuando la deseamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario