lunes, 16 de marzo de 2015

'10 Claves para construir tu Marca Personal' por Arturo de las Heras

Nuestra marca personal trabaja por nosotros en las Redes Sociales, nos define como profesionales y como personas. Una marca personal bien construida puede ayudarnos a lograr nuestros objetivos, nos hace visibles y atractivos. Pero es necesario ser constantes y seguir una estrategia. No se trata de crear una serie de perfiles en las distintas redes sociales y lanzarlos sin más a Internet. La marca personal es un elemento dinámico, vivo, que cambia cada día.



Te dejo 10 claves para empezar a construir tu marca personal sacadas del Proyecto#ConstruyeTuMarca

1. Sí, a ti también te hace falta. Si piensas que la marca personal no es para ti, que eso es para los que trabajan en entornos digitales, o para los anglosajones, o para los más jóvenes, o para cualquiera que no seas tú, estarás cometiendo un gravísimo error. En un entorno globalizado e interconectado como este, sea cual sea tu situación, actividad y objetivos profesionales, potenciar tu marca personal te puede ayudar.

2. Tú eres tu propio mánager. Es una de las primeras cuestiones que debes interiorizar. Tu carrera profesional puede y debe tener un recorrido en las Redes, y tú vas a ser la persona encargada de hacer que ese recorrido sea exitoso. Tómatelo como una nueva responsabilidad, y, dentro de un planteamiento realista, sé exigente a la hora de pedirte resultados.

3. Estrategia y objetivos. Como en casi todo proyecto que pretendamos conducir al éxito, en la construcción de nuestra marca personal no debemos avanzar a ciegas. Hay que tener claro hacia dónde queremos llegar y una idea aproximada de cómo pretendemos hacerlo. Y por supuesto, la capacidad crítica suficiente para evaluar nuestros avances e introducir correcciones por el camino, si es necesario.

4. Si dejas de pedalear, te caes. Otra enseñanza primordial cuando se trata del personal branding. Se requiere constancia. Hemos de trabajar cada día si queremos obtener resultados y no perder el posicionamiento alcanzado. Destina una fracción de tu jornada a trabajar en tus redes. No hace falta que sea mucho tiempo, pero sí que sea regular. Son más útiles diez minutos dedicados diariamente que cinco horas una vez cada tres meses.

5. El objetivo no es la cantidad. Un error común cuando se empieza a trabajar en redes sociales es pensar que el volumen es un objetivo en sí mismo. Pero no se trata tanto de tener 5.000 contactos en Linkedin o 3.000 seguidores en Twitter sino de qué queremos lograr con esos contactos y seguidores. También es verdad que "la calidad se encuentra en la cantidad".

6. Escoge bien tus plataformas on-line. La enormidad del alcance de internet es al mismo tiempo su gran ventaja y su desventaja. Deberás acotar muy bien los canales y redes sociales que quieres utilizar en función de tus objetivos y del público al que deseas llegar. Un medio digital, un blog, Facebook, Linkedin, Twitter, Instagram… redes sociales hay muchas pero no es imprescindible ni aconsejable estar en todas ellas. Lo importante es estar en aquellas que nos puedan ayudar a lograr nuestras metas y trabajarlas bien.

7. No olvides la parte off-line. No cabe duda de que el entorno digital es el gran océano por el que hacer navegar a nuestra marca personal, pero no es la única vía. Existen otros caminos más tradicionales que podemos utilizar conjuntamente con nuestra estrategia on-line, potenciándola y creando sinergias. Son los medios de comunicación convencionales, las conferencias, los eventos, los libros, los encuentros personales, etc.

8. Se auténtico. La autenticidad significa mostrar de verdad quién eres y lo que sabes hacer. No pretendas ser lo que no eres. Intenta que tus contenidos sean originales y que transmitan fielmente cómo eres profesionalmente. Y si utilizas contenidos de otros, dilo. No importa; al contrario, la red es un espacio para compartir e interactuar y el resto de la red lo va a agradecer. Lo que no debes hacer nunca es copiar.

9. Sé tranparente. No escondas tu mundo profesional. Tus seguidores querrán verificar lo que les estás contando. Que tus trabajos sean visibles y estén accesibles. Y si cometes una equivocación, da la cara. Todos podemos, en un momento dado, escribir un tuit desafortunado o incluir un dato erróneo en un post. Tu credibilidad saldrá muy reforzada si en lugar de enrocarte en el error lo admites, lo subsanas y pides disculpas.

10. Hazte visible. Es una de las grandes claves de toda marca personal. Aprovecha las ventajas de la Red. Posicionate. Es un escaparate inigualable para dirigirte a tu público y para que ellos se dirijan a ti. Ya te dediques al marketing, a las finanzas o a la fontanería, necesitas que la gente te encuentre y te ubique en la categoría que a ti te interesa. Deberás aportar contenidos que demuestren que estás en esa categoría y que, además, tienes mucho que portar en tu campo de especialidad.

En este enlace encontrarás un Curso Gratuito para Crear tu Marca Personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario