Las chulerías no suelen traer buenas consecuencias. Lo dice la experiencia. Yo siempre lo he tenido muy claro. Si alguna vez, pocas, me he puesto o he intentado chulearme, me han soltado una leche por un lado, otra por el otro, y se me han quitado las ganas.

Comentarios

Por si te interesa...

03.06.2018... Los gestos!

El Mala Budista

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

17.06.2018... Ataraxia.

27.052018... Reflexiones del Camino VI.