miércoles, 10 de diciembre de 2014

10.12.2014... Las cosas suceden porque sí...

Uno no sabe a veces como pueden llegar a suceder las cosas. Pero muchas de esas veces, suceden. 
Uno no entiende cómo se pueden dar varias circunstancias a la vez para que ocurran ciertas cosas,  nunca pensabas podrían ocurrir, pero ocurren.

Sabía de la intensidad de esta semana pero nunca preveía que iba a poder tener conversaciones, con algunas personas, contándome alguna de esas historias actuales, en primera persona y que  iban a conseguir ponerme los pelos como escarpias.
Algún día, cuando lo asimile, cuando todo pase, escribiré aquí cómo puede llegar a ser el sufrimiento de aquellos que están alrededor y no entienden nada. Son los que siempre esperan. 
No todo es así, ni todos son iguales, ni todo es lo mismo.
En fin. Terminamos otro día, a una hora decente y con ganas de perderme entre lecturas tranquilas. 


Hoy todo volvió a salir bien a en el ámbito profesional. Son días en los que no puedo dividir la mente pero siempre tratando de estar pendiente.

Parece queda poco tiempo para el deporte. No todo puede ser. Pero guardemos y tratemos de equilibrar esos buenos pensamientos unidos a las siempre buenas intenciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario