domingo, 12 de octubre de 2014

Dice Thomas Merton que...

"Si en todas las cosas considero sólo el calor y el frío, la comida o el hambre, la enfermedad o el trabajo, la belleza o el placer, el éxito o el fracaso y el bien o el mal materiales que mis obras han logrado para mi propia voluntad, sólo hallaré el vacío, no la felicidad. No seré nutrido, no hallaré plenitud. Pues mi alimento es la voluntad de Aquel que me hizo y que hizo todas las cosas para darse a Sí mismo a mí a través de ellas."

1 comentario:

  1. Bonito de veras, si entendemos a Aquel como algo divino. Esculpir, restaurar...muy necesario.

    ResponderEliminar