miércoles, 10 de septiembre de 2014

BARBERÍAS QUE NO TE PUEDES PERDER por Sara Arias





La barba está mas de moda que nunca y sus cuidados son muchos y variados. Pero, no hay nada mejor que ponerse en manos de expertos para que sean ellos quienes te aconsejen y te hagan los mejores cortes y afeitados. En Madrid y Barcelona desde hace un tiempo se han ido recuperando antiguos locales de estas barberías y se les ha sacado su antiguo esplendor para volver a convertirlos en verdaderos centros de culto a la barba para los más sibaritas.
Barberías que no te puedes perder

    Malayerba: situada en la mítica Plaza del 2 de Mayo, su técnica de afeitado de lo más tradicional que incluye incluso el uso de toallas calientes. Sus servicios incluyen desde un corte de pelo, pasando por el arreglo, el afeitado completo y el mantenimiento del diseño de tu barba.
    Barber Shop: situada en la céntrica calle Colón, tiene todo el aspecto de una clásica barbería gracias a las figuras antiguas que llenan el local y que lo convierten en un pequeño museo. De marcado estilo americano los asientos son una maravilla así como su caja registradora.Además incluyen múltiples y muy variados servicios.

    Barbería San Bernardo: es un clásico de la capital. En pleno centro de Madrid, en la glorieta que le da nombre, encontramos un establecimiento con sabor añejo que no renuncia a las últimas técnicas de afeitado.

    La Barbería de Gràcia:Un negocio de carácter familiar, creado en 1964, que mantiene aun hoy su concepto inalterable en el tiempo. Junta conceptos tradicionales con técnicas e instrumentos avanzados; apostando por la actualidad en estilos y tendencias.

    Vicenç Moretó: Negocio familiar con más de 60 años al servicio del sector masculino, situados en el Raval, el corazón de Barcelona. Ofrece una variedad de servicio desde el afeitado clásico de toalla caliente y aceite esencial de romero hasta el corte de cabello.

    1 comentario:

    1. Las barbas al estilo Verne y Blasco Ibáñez, jejejej, pero no sé hay algo que en la actualidad no me gustan, será tonterías mías.

      ResponderEliminar