lunes, 14 de julio de 2014

Uno lee para permitirse encontrar otras vidas que llenen de acción la suya.
Uno escribe para desahogar en papeles todas esas penumbras que le acompañan día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario