miércoles, 11 de junio de 2014

Querido hijo...

No evites el esfuerzo, si lo evitas evitarás también la recompensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario