domingo, 1 de junio de 2014

01.06.2014... Iniciamos mes...

Comenzamos mes en un día entre luces y sombras, entre nubes y sol. No ha podido estar más cargado de poesía, de tranquilidad y lecturas variadas.
Comencé corriendo. Corriendo por las calles y campos de Getafe junto a Clemente. Uno espera este encuentro del domingo como una cita vital, festiva, de esas que componen la acumulación de momentos felices en tu vida. Así es. Estos kilómetros juntos, entonando nuestras vivencias semanales, alargando nuestras reflexiones en cada zancada, desahogando nuestras preocupaciones, escuchando el uno al otro mientras el corazón late y la respiración dificulta a veces la palabra. Creo que nada puede enriquecerme más para finalizar mis semanas: levantar, comprar la prensa, tomar café y, mientras el resto duerme, salir a correr buscando nuestro equilibrio no sólo mental, sino también espiritual.
Hoy, lógicamente, hablamos de los resultados electorales. Todo el mundo habla de lo mismo y todos tratamos de analizar y dar nuestra opinión sobre lo que ha sido algo sorpresivo para la mayoría. 
Por cierto que Clemente me ha sorprendido con el regalo de una edición del libro "Y la Biblia tenía razón" de Werner Keller en una edición de 1960 que, más allá de esa dedecatoría cariñosa y emotiva, me ha hecho ilusión y pensar que comienza otro mes y debemos buscarle en positivo que, sin duda, entre las páginas de un buen libro se encuentra siempre.




La prensa del domingo también viene repleta de artículos de opinión sobre la situación de los dos partidos mayoritarios, PP-PSOE, y sobre todo, hablando de esa nueva formación política que irrumpe en España: Podemos.
Yo particularmente, a falta de un análisis y opinión más reflexivo, creo, desde el Partido Popular, que debemos dejar de dar tanto protagonismo a quién no debería tenerlo. No deberíamos hablar tanto de Podemos y sí de lo que DEBEMOS hacer ya. No es incompatible gobernar, con debatir internamente  por dónde debemos ir para recuperar esa conexión con el ciudadano que, a día de hoy, está claro hemos perdido.

He pasado la tarde divagando en esos proyectos míos (CoachIntegralServices, #versosdArte, #vinosdArte, #versículosdArte) que últimamente me atrapan y motivan. Todo es perseverancia. Todo es escribir un camino y tratar de recorrerlo hasta el final, sin abandonar. No es fácil. ¿Qué es fácil?

La lectura, en este caso de la biografía del gran Ortega y Gasset, me ha mantenido entretenido y perdido un par de horas. Creo que aquel Ortega ya avisaba de cómo es esta España nuestra. Le una cita suya que viene muy bien a lo comentado: "diga lo que quiera quien quiera -y se nos vienen varios nombres a la cabeza-, no tiene nada de bueno: las ideas se empuercan y se desarticulan, el caudal de fundamentos racionales se va haciendo cada vez menos y se acaba como hemos acabado nosotros por hacer paradojas de café a todo trapo sin sentido común científico."


No hay comentarios:

Publicar un comentario