miércoles, 2 de abril de 2014

02.04.2014...de candidatos...

Normalmente uno comienza sus mañanas, tras el viaje a Madrid, repasando algún periódico mientras saborea el té del día y, tras el cristal, unos y otros, con esas prisas que caracterizan esta ciudad, se dirigen a sus lugares de trabajo o estudio.

Hoy no ha sido así. En ese momento místico del té ha entrado una compañera política, que conozco, de esas que me caen francamente bien , de esas que suelen vestirse por los pies y decir las cosas como son, moleste a quién moleste, unas veces a unos y otras a otros, y tras el saludo ha decidido sentarse en mi mesa mientras esperaba a otra persona.Y así, en un breve tiempo, nos hemos dedicado a analizar un poco la situación del política, de partido, en general y de Madrid en particular. Ni que decir tiene la importancia que tiene para nosotros la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento a nivel político. Gobernar estas dos administraciones significa mucho más de lo que pudiera parecer. El debate es si, en la situación que vivimos y con los representantes actuales podríamos conseguir tan difícil objetivo.
Hablar de candidatos a la Comunidad de Madrid o al Ayuntamiento sin conocer ni siquiera el candidato de nuestro partido a la próxima, ya cercana, cita electoral, al Parlamento Europeo, es una quimera sólo apta para ese mundo recurrente de la rumorología. Yo tengo muy claro, casi podría afirmarlo, que quién lo tiene que saber lo sabe, que la hoja de ruta está marcada y que cada uno es dueño de sus tiempos en las responsabilidades que ostenta. Que a otros nos gustaría que las cosas se hicieran de otra forma, a lo mejor. Lo cierto es que es hora de ponerse las pilas, que hay que ganar las próximas elecciones, que son las europeas y que, a partir de ahí, deberíamos cerrar filas, marcar el camino y trabajar al unísono por un único objetivo.
Para ganar en la Comunidad de Madrid hay que ganar en el Ayuntamiento. No va a ser fácil. Requiere cambiar lo que puede ser una tendencia a la baja producida por la crisis que vivimos, el desgaste político de tantos años en el gobierno y/o carteles no adecuados. Imagino y entiendo que las decisiones a tomar no van a ser fáciles. Lo peor, que nos dedicásemos a discutir entre unos y otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario